MARIDAJE DE VINOS VINOS Y MARIDAJES VINOS Y MARIDAJES - MAPA DEL SITIO

 

   
Variedades

Tinto

Blanco

Espumantes

Rosado

Cepas Tintas

Agliánico

Ancellota

Arinarnoa

Barbera

Bonarda

Bourboulenc

Cabernet Franc

Cabernet Sauvignon

Caladoc

Carignan

Carmenere

Ekigaina

Graciano

Grenache Noir

Lambrusco

Malbec

Marselan

Merlot

Mourvedre

Nero D´avola

Petit Verdot

Pinot Noir

Sangiovese

Syrah

Tannat

Tempranillo

Zinfandel

Cepas Blancas

Chardonnay

Chenin

Gewurztraminer

Champagne

Grecánico Dorato

Moscatel

Moscato

Pedro Ximénez

Pinot Gris

Riesling

Sauvignon Blanc

Semillón

Tocai Friulano

Torrontés

Ugni Blanc

Verdelho

Viognier

Maridaje

La uva

Selección de uvas

Cultivo uva

Prensado uva

Fermentación

Maduración

Cata y degustación

Catar Vino blanco

Copas para cada vino

Vino casero

Cómo servirlo

Copas en la mesa

Decantación

Temperatura

Descorche

Corcho

Etiquetas

Aromas

Bouquet

Aroma Tabaco

Aroma madera

Aroma sucio

Color del vino

10 recetas 'al vino'

Historia del vino

Accesorios/Gadgets

Embotellado

Composición

Conservación del vino

Vinos jóvenes y añejos

El Champagne

Curiosidades del champagne

Historia del champagne

Variedades

Dulzura

Botellas

Corcho

Cómo abrir botella

Más...

Vino Orgánico

Vinos Kosher

El Brindis

Envejecer el vino

Usos del vino

Almacenamiento

Cavas de vino

Botellas

Color de las botellas

Sommelier/Sumiller

Vinoterapia

Beneficios del vino

¿Qué significa D.O.C.?

Vino sin alcohol

Vinos de lujo

¿Es buen Vino?

Vino patero

¿Cómo comprar un vino?

Glosario

 

CONOCE CUALES SON LOS AROMAS SUCIOS DEL VINO

Un vino debe presentar sensaciones de frescura, de lo contrario, puede generar notas olfativas desagradables.
 

La limpieza es fundamental a lo largo de todo el proceso de vinificación. Los aromas pueden aparecer limpios, o de lo contrario, acompañados de notas olfativas desagradables. Un vino limpio es el que presenta sensaciones de frescor y aquel que carece de aromas químicos. Además debe ser estable ya que de lo contrario puede evolucionar hasta deteriorarse y generar malos olores.

Los olores sucios más habituales son los siguientes:

-Olor a huevos podridos. Es el característico del ácido sulfídrico. Las causas que lo motivan pueden ser el azufrado en la viña, la adición de sulfuroso en bodega o la putrefacción de las levaduras.

-Olor a aguas sucias: Se origina por la acción del ácido sulfídrico sobre el alcohol.

-Olor a azufre. Es una muestra de la adición de anhídrido sulfuroso. En la boca, los vinos se muestran picantes.

-Olor a corcho. Se puede deber a un corcho de mala calidad, deteriorado, a la respiración de la botella, etc.

-Olor a moho. Puede deberse a una vendimia atacada microbiológicamente o a vinos que han sido criados en barricas viejas donde la asepsia no es fácil.

-Olor a madera. No es positivo para el vino pero sí una madera que esté integrada en el vino sin que se note. Si la madera es vieja y se nota, el vino puede presentar olores a humedad.

-Olor a verduras cocidas. Se produce por la formación de sulfuroso de dimetilo en los procesos de reducción en botella. Se considera un defecto del vino si es demasiado perceptible. Fuente

Compartir este articulo :

 

 

MARIDAJE DE VINOS mapa del sitio